viernes, 20 de marzo de 2015

Paseando por las Fallas de Valencia


Las Fallas o Falles son unas fiestas que se celebran del 15 al 19 de marzo, en Valencia y diferentes poblaciones de la Comunidad Valenciana. Oficialmente empiezan el último domingo de febrero con el acto de la Crida o pregón. Se celebran en honor a San José, patrón de los carpinteros.

Parece ser, según una versión popular, que fueron iniciadas por el gremio de carpinteros, que quemaban en la víspera de San José, su patrón, en una hoguera purificadora, las virutas y trastos viejos sobrantes, haciendo limpieza de los talleres antes de entrar la primavera.

También existe otra versión, que intenta encontrar un origen más antiguo a la fiesta, defendiendo que el culto al fuego es un ritual de tradición pagana, un ritual arcaico que anuncia la primavera.

La primera información que tenemos sobre las Fallas data de mediados del siglo XVIII.
En las calles de Valencia se encendían miles de hogueras, monumentos satíricos y burlescos en los que se reflejaba la sociedad del momento y así continúa en nuestros días. Via Wikipedia

Falla del Ayuntamiento.

Las fallas de Valencia son un gran reclamo para el turismo y un negocio muy importante para diferentes colectivos. Es una fiesta que se puede disfrutar mucho aunque no seas fallero, de ahí el éxito que tiene entre los miles de turistas que nos visitan cada año.

Falla del Pilar, ganadora del primer premio de la sección especial.

Desde el momento en que se plantan las Fallas, es un placer recorrer Valencia visitándolas, en cualquier esquina podemos encontrarnos una pequeña falla de barrio o una de las Fallas monumentales de la sección especial.

Falla infantil del Pilar.

Mientras paseamos, encontraremos pequeños mercadillos con artesanía, donde podremos comprar productos curiosos, el típico gorro de paja, el Mocador o petardos.


Disfrutar con los artistas callejeros.



Comprar productos de alimentación en los mercados callejeros, con los que podemos preparar repostería típica valenciana, como esta coca de calabaza y nueces.



O tomar unos buñuelos de calabaza con chocolate, los típicos bunyols de carabassa.


 Por si queréis hacerlos en casa, aquí podéis ver la receta, muchas veces los que venden en la calle no llevan apenas calabaza y no están tan ricos como los caseros.


Valencia es un hervidero de gente en esos días, hasta las falleras hacen fotos a los monumentos y al mismo tiempo, los turistas a ellas :-) El traje es precioso y de mucho valor, en este post podéis saber más sobre la indumentaria fallera.


Llega el momento de la Mascletà, ruido y pólvora como les gusta a los valencianos. Algo que no hay que perderse, al menos una vez en la vida.



Después de la Mascletà, la gente se dispersa en busca de algo para comer. Hay opciones para todos los gustos y bolsillos: excelentes restaurantes donde probar la gastronomía típica, como el arroz al horno o una rica paella, sentarse en una terraza al aire libre o disfrutar de un pícnic informal en cualquier parque.


Seguimos visitando Fallas, en las infantiles encontraremos pequeños tesoros.

Falla Na Jordana. Abajo a la derecha, el Ninot Indultat.

Llega la tarde y podemos hacer una alto en el camino para tomar una horchata u Orxata con Fartons o un panquemao con chocolate. También hay puestos callejeros con chufas y altramuces.


Por la tarde veremos pasar los Pasacalles o Pasacarrers, acompañados de las bandas de música.


Si tenemos suerte de ver la Ofrenda u Ofrena de flors a la Mare de Deu dels Desamparats, patrona de los valencianos, seremos testigos de cómo esta estructura de madera, acaba llena de flores, simulando el manto de la virgen. Para los falleros, es un acto muy emotivo.

Mare de Deu dels Desamparats. Fotos: Rosa Romero - Pinterest

Y llega el momento final de las Fallas, la Cremà, donde los valencianos se desprenden de todo lo viejo para dar la bienvenida a la primavera.

Foto vía Pinterest.

Y al día siguiente, los artistas falleros comienzan a diseñar las Fallas para el año que viene.

Rosa de La Rosa Dulce.
















6 comentarios:

María Belén Delgado Pulgar dijo...

Me encanta esta entrada, es muy interesante y nos has puesto unas foto preciosas y los vídeos también.
Yo no las he vivido, pero si que tengo ganas de poder ir un día para verlo en directo,debe de ser espectacular

Besinos y feliz fin de semana
El Toque de Belén

Evita besos y abrazos dijo...

Hola Rosa,
Que reportaje mas bonito.
Creo hay que ir al menos una vez en la vida y disfrutar de las fallas y todo su ambiente en Valencia.
Besos y abrazos.

Margarita dijo...

Una pena que el tiempo, este año, no acompañara.

Pero no me he perdido ni una mascletá desde el 16 hasta el 19, claro que este último, algo deslucido :(

El tiempo ha sido el culpable de que este año las haya pasado todas en Alzira, pero el tiempo no ha impedido que me pusiera morada de buñuelos, arroces, y como no, horchata.

El año que viene volveré, bueno, volveré antes jijiji!

La Rosa Dulce dijo...

Hola Belén, cómo me gustaría que vinieses a las Fallas, te encantarían seguro y además podríamos conocernos.
Un beso guapa.

La Rosa Dulce dijo...

Gracias Eva, disfruté mucho haciendo fotos y vídeos por Valencia, fue una forma diferente de ver las Fallas.
Besos

La Rosa Dulce dijo...

No sabía que habías estado en Valencia, me alegro de que lo disfrutaras Margarita, yo también me he puesto morada de buñuelos jajaja